Mejor colchón de cuna

ME VOY A LA CAMA
Escrito por MARTA DÍEZ, asesora en descanso

– 5 enero, 2024 –

¿Cuáles son los mejores colchones para cuna de bebé?

Según los expertos, los colchones para niños menores de 3 años deben cumplir los siguientes requisitos:

  • Ser de firmeza alta o media-alta, para reducir el riesgo de asfixia y facilitar sus movimientos mientras duermen.
  • Ser altamente transpirables, para no acumular calor, humedad o bacterias.
  • Ser seguros para tu bebé, con sistemas anti-asfixia o de prevención de la plagiocefalia.

Además de lo anterior, algunos colchones de cuna tienen otros extras destinados a mejorar el descanso de tu bebé:

  • Tratamiento contra el calor, como la doble cara de invierno y verano o un núcleo perforado.
  • Estar fabricado con materiales libres de tóxicos y de buena calidad. Busca los sellos oficiales (como el de Oeko Tex) entre las especificaciones del fabricante.
  • Tejidos con fibras naturales como el bambú o aloe vera, para el cuidado de las pieles más delicadas.
  • Funda lavable en lavadora, para garantizar una higiene permanente.
  • Bordes reforzados para evitar el aprisionamiento o las malas posturas del bebé.

Tabla comparativa

Estos son los colchones de cuna que mejor cumplen con los anteriores requisitos, y además tienen las mejores valoraciones de los usuarios:

MODELO

FIRMEZA

EDAD RECOMENDADA

SEGURIDAD

TRANSPIRABLE

Alta

Hasta 2 años

Básica

Alta

Hasta 3 años

Anti plagiocefalia

Media-alta

Hasta 6 años

Antiasfixia

Alta

Hasta 2 años

Antiasfixia

Media-alta

Hasta 2 años

Antiasfixia

Los mejores colchones para cuna

Después de analizar muchos modelos del mercado actual, he seleccionado los 5 colchones para bebé con mejores prestaciones.

Para este análisis, he tenido en cuenta los requisitos indicados por pediatras y expertos en descanso, la valoración de los usuarios, la relación calidad-precio de todos los modelos y la información facilitada por los fabricantes.

5. IKEA Jättetrött

Jättetrött presume de ser el colchón de cuna más vendido de IKEA, y su núcleo de muelles ensacados le convierte además en el más fresco y transpirable de todos los modelos analizados.

Características:

  • Firmeza: Alta
  • Espesor: 11 cm
  • Medidas disponibles: 60 x 120 cm
  • Núcleo: Muelles ensacados
  • Funda: Algodón y poliéster
  • Edad recomendada: Hasta 2 años

Ventajas

Más vendido
Excelente tratamiento contra el calor
Excelente transpirabilidad
Funda lavable
365 días para cambiarlo si no estás satisfecho

Inconvenientes

Precio superior a la media
Solo un tamaño disponible
Sin certificado* de calidad Oeko Tex®

* Cumple con la normativa EN 16890:2017 (CEN)

Ver precio

4. DORMISSIMO Baby Bleu

Con una relación calidad-precio excelente, Baby Bleu es perfecto si buscas un colchón con buenas prestaciones sin gastar de más.

Características:

  • Firmeza: Alta
  • Espesor: 11 ó 14 cm
  • Medidas disponibles: 60 x 120 / 70 x 140 / 70 x 190 / 80 x 130 / 80 x 160 cm
  • Núcleo: Espuma perforada
  • Funda: Poliéster
  • Edad recomendada: Hasta 3 años

Ventajas

Muchos tamaños disponibles
Buen tratamiento contra el calor
Buena transpirabilidad
Funda lavable
Evita la plagiocefalia
Reversible (cara de invierno y verano)

Inconvenientes

Vaya… ¡Parece que no hay nada a tener en cuenta!
Ver precio

3. TECNOCOLCHÓN Visco Baby

Gracias a si acolchado viscoelástico, Visco Baby es seguramente el modelo más cómodo de la lista. Además, es muy duradero, porque puede ser utilizado hasta los 6 años de edad.

Características:

  • Firmeza: Media-alta
  • Espesor: 8 ó 12 cm
  • Medidas disponibles: 75 x 40 / 80 x 50 / 120 x 60 / 140 x 70 / 160 x 80 cm y más…
  • Núcleo: Espuma y acolchado viscoelástico
  • Funda: Poliéster
  • Edad recomendada: Hasta 6 años

Ventajas

Muchos tamaños disponibles
Buen tratamiento contra el calor
Buena transpirabilidad
Económico
Más vendido online
Reversible (cara de invierno y verano)
Edad hasta 6 años
Funda antiasfixia

Inconvenientes

Funda no lavable
Ver precio

2. GOYSILA Bamboo Living

Su funda de fibras de bambú convierte a Bamboo Living es el colchón más suave y respetuoso con la piel del bebé, y por eso es perfecto para niños de piel sensible.

Características:

  • Firmeza: Alta
  • Espesor: 7 cm
  • Medidas disponibles: 83 x 50 cm
  • Núcleo: Espuma perforada
  • Funda: Bambú
  • Edad recomendada: Hasta 2 años

Ventajas

Económico
Funda de bambú
Funda antiasfixia
Funda lavable
Buena transpirabilidad
Reversible (ambas caras son iguales)
Devolución gratuita si no estás satisfecho

Inconvenientes

Solo un tamaño disponible
Tratamiento contra el calor básico
Bajo espesor
Ver precio

1. ECUS KIDS Oxsi

Por ser el más completo de todos y uno de los mejor valorados por los usuarios, Oxsi es el colchón número 1 de la lista.

Características:

  • Firmeza: Media-alta
  • Espesor: 12 cm
  • Medidas disponibles: 120 x 60 / 140 x 70 cm
  • Núcleo: Espuma
  • Funda: Poliéster y bambú
  • Edad recomendada: Hasta 2 años

Ventajas

Reversible (cara de invierno y verano)
Excelente transpirabilidad
Buen tratamiento contra el calor
Funda antiasfixia
Funda lavable

Inconvenientes

Precio superior a la media
Pocos tamaños disponibles
Ver precio

Colchones de cuna baratos

Es posible que tu presupuesto sea limitado o busques un colchón de cuna asequible para una segunda vivienda o usos esporádicos.

Sea como sea, la buena noticia es que no necesitas gastar mucho dinero en un buen colchón para bebés. En realidad, solo debes asegurarte de que tu colchón es suficientemente firme, seguro y transpirable.

Estos son tres ejemplos de colchones de cuna muy asequibles que cumplen con estos requisitos:

MODELO

FIRMEZA

EDAD RECOMENDADA

SEGURIDAD

TRANSPIRABLE

Media-alta

Hasta 6 años

Antiasfixia

Alta

Hasta 2 años

Antiasfixia

Alta

Hasta 2 años

Anti plagiocefalia

Colchones para bebés. Recomendaciones y guía de compra

A continuación encontrarás una guía de compra con 10 claves imprescindibles que te ayudarán a elegir el mejor colchón para tu bebé.

1. Firmeza. ¿Cuál es la mejor densidad para un colchón de bebé?

La mayoría de los adultos utilizamos colchones de firmeza media, pero los niños menores de 3 años necesitan modelos de firmeza alta o media-alta.

Elegir un colchón firme ayudará al correcto desarrollo de la columna de tu bebé y disminuirá el riesgo de plagiocefalia o asfixia.

Esto significa que deberías buscar entre las especificaciones de tu colchón que la densidad de su espuma es mayor de 23 kg/m³o, lo que es lo mismo, que es de firmeza alta.

Si el modelo que has elegido es de muelles ensacados en lugar de espuma, asegúrate de que el fabricante especifica que su firmeza tiene un valor de entre 7 y 9 (en una escala del 1 al 10).

2. Transpirabilidad o ventilación.

La capacidad de un colchón para renovar el aire de su interior es uno de los aspectos más importantes si buscas un colchón para tu bebé, especialmente si vives en una zona cálida o húmeda, como en la costa.

Un colchón transpirable es:

  • Más higiénico, porque evita la acumulación de humedad, olores, polvo o parásitos.
  • Más fresco, porque evita la acumulación del calor corporal.

Por eso, antes de comprar tu colchón, asegúrate de que tiene una o varias de las siguientes propiedades:

  • Núcleo de muelles ensacados o de espuma perforada
  • Acolchado viscoelástico de célula abierta
  • Funda o banda lateral con tejido 3D transpirable.

3. Tamaño. ¿Cuándo mide un colchón de cuna?

El tamaño estándar para un colchón de cuna es de 120 x 60 cm. Sin embargo, en el mercado existen multitud de medidas de colchones, dependiendo del fabricante.

Estos son los tamaños de colchón para bebés más comunes:

40×75 cm70×140 cm80×130 cm
50×80 cm70×190 cm80×160 cm
60×120 cm  

Sea cual sea el tamaño que elijas para tu colchón, lo más importante es que encaje perfectamente en la cuna, sin dejar espacios residuales en los que tu bebé podría quedar atrapado o sufra riesgo de asfixia.

4. Grosor

La mayoría de los colchones de cuna tienen espesores de entre 6 y 14 cm.

Debes saber que, aunque el grosor es importante para el cuidado de la espalda en colchones para adultos, no es un factor crucial en el caso de bebés.

Así que, en este último caso, no es realmente necesario que te hagas con un modelo de alto espesor (algunos colchones miden hasta 30 cm de alto).

Sin embargo, para garantizar una firmeza y soporte óptimos, mi recomendación es que te hagas con un modelo de al menos 8 cm de espesor.

5. Higiene

Es muy fácil que un colchón para niños se manche, ya sea por escapes nocturnos de pis, vertido de líquidos o pisadas con los zapatos puestos.

Desgraciadamente, además de manchas accidentales, los colchones también acumulan polvo y humedad en su interior, lo que a largo plazo desencadenará en la aparición de ácaros, hongos y bacterias, malos olores o manchas amarillas.

Por eso, te recomiendo que elijas un colchón que cuente con las siguientes características:

  • Que sea altamente transpirable, con materiales que faciliten la ventilación.
  • Que su funda se pueda quitar y lavar a máquina.
  • Que sea reversible, aunque ambas caras sean iguales. Así alargarás mucho su vida útil.
  • Que cuente con un tratamiento antiácaros o hipoalergénico.
  • Que su funda incorpore fibras naturales como el algodón o bambú, ya que repelen a los insectos y otros microorganismos de forma natural.

6. Núcleo

La mayoría de los colchones para cuna están fabricados con espuma de poliuretano de alta densidad, aunque también encontrarás algunos modelos con núcleo de muelles ensacados.

Lo cierto es que ninguno es mejor que otro, pero sí tienen cualidades diferentes, que te podrían interesar dependiendo de tus circunstancias:

  • Los colchones de núcleo de espuma son más fáciles de fabricar, por eso resultan más económicos y existe una gran variedad de diseños en el mercado.

    Tienen la desventaja de acumular el calor corporal y la humedad, por lo que son más prácticos si vives en una zona fría o templada, y necesitan ser ventilados regularmente.
  • Los colchones de muelles ensacados son los más frescos y transpirables. Sin embargo, debido al flujo de aire constante en el interior, tienden a acumular el polvo y su vida útil es más corta, por lo que siempre es buena idea limpiar la superficie regularmente con la aspiradora.

    Son perfectos si vives en un clima cálido o húmedo, como la costa o una zona de lluvias frecuentes.

7. Funda

Muchos usuarios ponen su atención en el núcleo del colchón, pero la funda que lo protege juega un papel igual de importante.

En el caso de un colchón para bebés, te interesará que la funda tenga algunas de las siguientes cualidades:

  • Tejido en relieve o de alta porosidad para reducir el riesgo de asfixia.
  • Tejido 3D transpirable para garantizar el paso de aire y la ventilación del interior del colchón.
  • Cuenta con el certificado de tejidos libres de tóxicos de Oeko Tex® o similar.
  • Fibras naturales como el bambú o algodón, que son hipoalergénicas por naturaleza y son muy respetuosas con la piel de los más pequeños.
  • Que la funda tenga cremallera y se pueda retirar para poner en la lavadora.

8. Seguridad

Existen 3 medidas de seguridad que puedes encontrar en los colchones para bebés:

  • Funda con relieve y tejido de alta porosidad para reducir el riesgo de asfixia en el caso de que el bebé se de la vuelta y todavía no pueda recuperar su posición por sí mismo.
  • Cara superior del núcleo dentada o con forma de sierra, para evitar la plagiocefalia (solo en colchones de núcleo de espuma)
  • Tejido ignífugo como medida contra incendios (por ejemplo, si cae una colilla sobre el colchón)

9. Precio

Por suerte, los colchones de cuna tienen precios más asequibles que los modelos para adultos.

La mayoría de los modelos analizados para este artículo tienen precios de entre 50 y 150 €, aunque puedes encontrar algunos colchones para bebé de alta gama con precios cercanos a 1.000 € como este.

10. Condiciones de venta

Antes de decidirte por un modelo, vale la pena informarse también acerca de las condiciones de posventa o, lo que es lo mismo: «¿qué pasa si tengo algún problema con mi colchón en el futuro?»

Estas son algunos aspectos interesantes a tener en cuenta:

  • Garantía

Algunos fabricantes ofrecen una garantía de 10 años, aunque lo más frecuente es que cuenten con una garantía legal de 3 años.

Sea como sea, conviene saber de antemano si esta garantía cubre tanto la funda como el núcleo del colchón, porque lo más frecuente es que solo cubran desperfectos de este último.

  • Envío

Los colchones son objetos voluminosos y pesados, incluso si se trata de un modelo de cuna. Por eso, no está de más consultar con el fabricante si el envío es gratuito, tanto a la llegada como en el caso de que quieras devolverlo.

Aprovecha para confirmar que llegará directamente a tu domicilio y, si vives en un apartamento sin ascensor, si lo suben a casa.

  • Devolución

Si no estás satisfecho, por ley tienes 14 días para desistir de tu compra, siempre y cuando el producto no haya sido utilizado.

Por suerte, la mayoría de fabricantes amplía el plazo de devoluciones a 30 días y un servicio de recogida del colchón en tu domicilio que a veces es gratuito.

De forma excepcional, algunas marcas como IKEA ofrecen 365 días para cambiar tu colchón por otro modelo si no te convence. Da igual si está abierto o sin abrir, pero debe estar en buenas condiciones.

Preguntas frecuentes

1. ¿Qué colchón es mejor para uso esporádico?

Si buscas un colchón de cuna para una segunda vivienda o estancias puntuales en casa de un familiar, quizá no necesitas gastar demasiado en un modelo de buenas prestaciones.

Será suficiente con un colchón que cumpla con los siguientes requisitos básicos:

  • Es de firmeza alta.
  • Tiene un espesor de al menos 8 cm.
  • Su tamaño se ajusta perfectamente a la cuna, sin dejar espacios residuales donde el bebé pueda quedar encajado.

2. ¿Qué cuna es mejor para un recién nacido?

Realmente, la respuesta a esta pregunta es muy amplia. Los pediatras y expertos en descanso recomiendan utilizar una cuna de colecho como este modelo, durante al menos los primeros 6 o 12 meses.

Se trata de cunas de pequeño tamaño que se adhieren a la cama principal y son accesibles para los padres en el caso de que el bebé se despierte.

Si el bebé va a tener habitación propia desde el primer día, las cunas regulables en altura son también muy populares entre los papás y, además, se aprovechan durante más tiempo.

Su gran ventaja es que, cuando el bebé crece, se pueden retirar las barandillas y bajar el colchón para acercarlo al suelo.

De esta forma, la cuna se convierte en cama y los más pequeños pueden acostarse y levantarse ellos mismos.


Sobre la autora
Marta es interiorista y experta en el mundo del descanso desde hace más de 10 años. Después de superar sus largas noches de insomnio, trabaja cada día para ayudar a otros a dormir mejor o, como ella dice, a ‘bien dormir’.

Colores habitación bebé

5 colores para la habitación de tu bebé que le ayudarán a dormir mejor

En este artículo vamos a profundizar en la psicología del color para mejorar el descanso de nuestro bebé

Almohada bebés cúando

¿Cuándo puede usar almohada un bebé?

En este artículo veremos por qué conviene evitar el uso de almohadas en menores de 2 años

Qué colchón comprar

¿Qué colchón comprar en 2024?

Sigue estos 7 pasos para encontrar el colchón perfecto para ti

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *